Elecciones 2015

Revelan faltantes de miles de votos y actas anómalas

Son 570 casos con  inconsistencias y fallas en registro de preferencias en el país. En San Salvador hay faltante de más de 3 mil.

21:07

Faltantes de votos  o incongruencias en 389 actas, inconsistencias de sumatorias de votos cruzados en 85 actas, falta de detalle en el registro de preferencias en 32 actas y 23 actas en blanco, son las anomalías que se encontraron durante el proceso de escrutinio final, según informes de fuentes del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y que fueron denunciadas por varios partidos políticos sin lograr soluciones al respecto.

 El conteo de votos para diputados a la Asamblea Legislativa confirmó que un total de 570 actas de todo el país continúan con indicios de  irregularidades, sobre todo luego de que el TSE tampoco resolviera sobre la petición de abrir urnas y aclarar estas anomalías con procesos de carácter administrativo. Esto sin contar denuncias sobre actas del Parlamento Centroamericano (Parlacen)y, en menor medida, de la elección de concejos, según informes de fuentes del TSE.

De esta cifra, en 324 actas hay un faltante de 3,807 votos que aún estarían en juego sólo en San Salvador.

Sólo en el departamento de San Salvador, de las 324 actas irregulares, 213 se consignaron con votos faltantes o incongruentes, 53 tenían inconsistencias de votos cruzados, 23 no detallaron el registro de las preferencias, 16 estaban “en blanco” y 19 tenían otras inconsistencias.

Para aclarar esta situación, los magistrados del TSE,Fernando Argüello y Guadalupe Medina, propusieron un mecanismo donde en cuatro casos específicos se pudieran abrir paquetes electorales, algo que fue apoyado por varios partidos, entre ellos la oposición representada en ARENA.

 Uno de estos era cuando había votos faltantes o incongruencias con las actas, pero la medida no fue aprobada por el Tribunal en pleno y llevó a que ambas partes realizaran diversas observaciones en la firma del acta final para la Asamblea Legislativa, la cual aun no está en firme debido a los procesos de nulidad solicitados por partidos políticos.

Jorge Velado, presidente del COENA, señaló en su momento que parte de estas irregularidades se debía a la falta de preparación y capacitación por parte del TSE a los miembros de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) pero reconoció que en varias mesas de escrutinio (sobre todo en la número seis) existieron importantes anomalías.

Este periódico tuvo acceso al documento que consolida las actas de JRV con inconsistencias, el cual fue presentado a la Secretaría General del TSE. En él se detalla cómo en múltiples casos los votos se detallaron en la casilla de sobrantes o que no se podía definir con exactitud la cantidad de votos porque esta excedía el máximo por mesa. Incluso se encontraron  escenarios donde no se plasmaban datos en  los folios que acompañaban los  listados de las mesas.

“Yo siempre mantuve la postura de abrir urnas porque todas estas inconsistencias no le dan transparencia al proceso. Quizá los resultados no se modifiquen pero detrás de esto hay un punto importante que es la legitimidad de las elecciones y el respecto de la voluntad de los ciudadanos, eso siempre debe de prevalecer”, consideró Argüello el pasado 27 de marzo cuando se oficializaron los resultados.

Otro de los departamentos complicados aunque en menor proporción que San Salvador es San Miguel, con 75 actas en duda. De esta cifra, 58 tienen votos faltantes y  cinco están con inconsistencias de votos cruzados, según se consignan en los consolidados de inconsistencias. Acá solo se presentaron cuatro actas de JRV sin registro de preferencias y ocho con otros detalles.

Entre las principales irregularidades están las actas que no contienen todas las firmas de los miembros de las JRV para ser consideradas válidas de acuerdo al Código Electoral, mientras que en otras no hay sumatoria de votos ni conteo de los cruzados, detalles que al ser analizados y valorados podrían cambiar cocientes, residuos y valor de marcas en la modalidad de lista abierta.

De los cinco magistrados del TSE, quien también concurrió con su voto fue Miguel Cardoza, quien incluso propuso “un mecanismo administrativo” para buscar solventar las diferencias encontradas en las actas. Pero su recomendación, al igual que la de Argüello y Medina, solo abarcaba la votación del Parlamento Centroamericano (Parlacen), donde según Cardoza, las supuestas inconsistencias solo modificaban preferencias, no escaños.

“Si se tiene que revisar actas  y abrir urnas durante el escrutinio hay que adoptar un mecanismo de carácter administrativo para no esperar al final de este proceso. Solo el caso de varias actas de la mesa seis de San Salvador se procederá conforme al Código Electoral o se esperarán los recursos de impugnación que presenten los partidos”, explicó Cardoza.

De acuerdo con Gerardo Suvillaga, delegado de ARENA, la principal inconsistencia en el caso de San Miguel, Santa Ana y La Libertad es que  el número de votos que consignan las actas no coincide con los folios donde está el detalle. “Hay casos donde se indica que se han usado mas de mil papeletas y cada mesa solo tiene 500. Muchos casos se congelaron para que las mesas continuaran escrutinio, lamentablemente no se revisaron según los procedimientos acordados y es ahí donde también hay vicios de inconsistencia y anomalía”, añadió.

Partidos como PCN, PDC, CD y Democracia Salvadoreña (DS) insistieron que la falta de instrucción adecuada por parte del TSE a los miembros de las JRV conllevó problemas para llenar las actas, lo cual refleja un problema de procedimientos, no de expresión del soberano en las  urnas, consideró Velado.

“Por esas razones siempre consideramos que la revisión de actas y de paquetes era el camino para dar más certeza a todo este proceso, pero al tener un Tribunal dividido y que no garantiza en un 100 % la voluntad de los salvadoreños las cosas no podían avanzar” valoró el dirigente tricolor luego de que se revisaran los  279 votos impugnados de San Salvador que ampliaron la ventaja del candidato de ARENA a 87.26 votos sobre el del CD para ganar el último diputado a la Asamblea.

Es de recordar que los magistrados Ulises Rivas y el presidente del TSE, Julio Olivo, votaron de forma razonada sin mencionar las anomalías en el proceso y se limitaron a consignar (y criticar) el procedimiento de abrir paquetes en el caso de San Salvador y de “poner en cero” varias actas de este departamento.

“Estoy de acuerdo con el trabajo de 58 de las 59 mesas de escrutinio, pero considero incorrecta la decisión de la mesa seis que no procesó seis actas y que al final se perdieron 818 votos válidos, queda la duda si pudo existir un resultado distinto”, argumentó  Rivas.

Los otros departamentos con importantes cifras de actas en duda son 45 de La Libertad, 36 de San Vicente, 23 de Chalatenango y 16 de Santa Ana.  Siguen Cabañas con 17, Cuscatláncon 11, La Unión y La Paz con seis cada uno y Sonsonate con una. 

En varios departamentos hay actas donde solo existe la copia de la Fiscalía y con ella se realizó el procedimiento de escrutinio, mientras que en una gran mayoría faltan papeletas de votación, según los casos que se verificaron.

Pese a todas estas múltiples circunstancias se desconoce si en los recursos de nulidad de las elecciones los partidos políticos han solicitado la revisión de actas  de escrutinio y si se considerarán anteriores denuncias. 

De estos depende oficializar los resultados y entregarcredenciales, algo que según  el TSE se realizaría antes del 15 de abril, dos semanas antes del inicio de la nueva Legislativa.

Escribe tu comentario

Enviar formulario